Marcianos, vampiros y zombies

Dos buenas pelis vistas este fin de semana:

1) Al filo de la mañana
Si Tom Cruise te cae gordo, disfrutarás de lo lindo viéndolo morir y reiniciar seis docenas de veces en esta especie de variante videojuego de Atrapado en el tiempo ambientada en el Día más Largo de la Humanidad en su guerra contra unos horripilantes invasores alienígenas. Muy bien rodada por el tipo que empezó la serie Bourne, llena de detalles ingeniosos y Cruise y Emily Blunt te venden perfectamente el (progresivo) fatalismo heroico de sus personajes.

2) Only Lovers Left Alive (Sólo los amantes sobreviven)
El cine de Jim Jarmusch (prototipo de eso que solían llamar “cine independiente americano”) son todo contrastes entre silencios y parrafadas, personajes misteriosos y /o estrambóticos, anécdotas culturales y tramas de estructura deshilachada. Si te va ese rollo, esta es fácilmente su mejor película desde Ghost Dog. Tom Hiddleston y Tilda Swinton son algo así como la versión vampírica de Lou Reed y Laurie Anderson, una pareja de estetas inmortales (él deprimido y de vuelta de todo, ella todavía llena de sensualidad y entusiasmo) que compran su sangre embotellada, salen de noche a conducir por una Detroit desierta (modelo de ciudad fallida), se bailan unos vinilos (fantástica banda sonora) y comentan el inminente colapso de una civilización y una cultura que se van visiblemente a la mierda. Y luego pasan más cosas pero tampoco muchas porque aquí hay varias metáforas funcionando. Melancólica, divertida y furiosamente romántica.

Por qué ganan los monstruos

Godzilla Superstar

En la Fotogramas de mayo,  los colosos de plantilla Jordi Costa y Fausto Fernández saltan a atizarse a favor y en contra del Godzilla de Gareth Edwards con un mínimo efecto destructivo porque el combate se acaba reduciendo a un leve desencuentro de filosofías personales que Costa ha resumido así en Twitter:  “Decimos exactamente lo mismo: lo mío no es mejor; sólo es menos avinagrado”.

Continue reading

La revancha accidental de Rodríguez

sugarman

Vista Searching for Sugarman, la ganadora de este año del Oscar al mejor largo documental, la historia real (que parece mentira) de Sixto Rodríguez, ni siquiera una nota a pie de página en las enciclopedias de la música, un cantautor de Detroit que sacó dos discos excelsos a comienzos de los 70 que fueron como el árbol que cae en mitad del bosque y nadie lo oye, desvanecido sin dejar rastro en el espacio-tiempo tras su fracaso. Pero no en Sudáfrica, donde esos vinilos, primero traídos de contrabando y luego vendidos por millones, prendieron en el imaginario de una población hambrienta de libertad, sus canciones se convirtieron en himnos de la oposición al Apartheid y su autor en un personaje de leyenda del que (en la era pre internet) nadie sabía realmente nada.

Continue reading

El Hobbit irregular

Bolsón CerradoTres horas de El Hobbit (parte 1 de 3) no se llenan facilmente por muy buenos que sean los decorados, la música, los efectos digitales (unos más que otros), o los actores (todos perfectos). El guión adaptado es aún más prosaico, mecánico y tosco que en la saga del Anillo: innecesariamente prolijo, empeñado en explicarlo todo cincuenta veces en una película lastrada por el peso de la literalidad (o la necesidad de hinchar el metraje metiendo discursos motivacionales, anécdotas familiares y hasta extras del blu-ray y escenas eliminadas de la trilogía anterior). Tras el prólogo de cómo el dragón expulsó a los enanos de su reino bajo la montaña, la densidad de información genuina por minuto en la primera media hora es tan baja que ahora se entiende que Peter Jackson decidiera rodarla a 48 fotogramas por segundo (para dar al espectador algo con lo que distraerse apreciando al menos la nitidez de la imagen). Sin obligación ninguna de condensar poéticamente la acción (porque condensar es lo que menos le preocupa), la puesta en escena de Jackson durante las escenas en la Comarca es rutinaria hasta decir basta, eso cuando no nos ofrece otro de sus gloriosos primeros planos de cabellos al viento de anuncio de champú.

Continue reading

Qué es un rey para ti (la película)

El discurso del rey

El discurso del rey es un drama histórico competente y entretenido que se ve con gusto por mucho que intente colarnos como una especie de precuela de The Queen de Frears y Morgan lo que no deja de ser un bonito cuento de superación personal a mitad de camino entre Rain Man y My Fair Lady.
No obstante, las simpatías que en principio podría despertar la película de Tom Hooper (especialmente Geoffrey Rush y Helena Bonham-Carter) se van rápidamente evaporando conforme arrasa con británica flema en todas las galas de premios y deja en la cuneta a trabajos de categoría muy superior. Y aquí es cuando algunos empezamos a mirarla de mala manera como a la Una mente maravillosa de esta temporada.

Continue reading